ACERCA DE LAS REGLAS

Filosofía y espíritu 

El fútbol es el deporte más popular del mundo. Se juega en todos los países a muy distintos niveles. El hecho de que se apliquen las mismas Reglas de Juego en todo el fútbol y en todo el mundo, desde la Copa Mundial de la FIFA™ hasta un partido infantil en una aldea remota, infunde a este deporte una solidez que debemos seguir aprovechando en beneficio del fútbol mundial.

El balompié debe tener Reglas que hagan que el juego sea «limpio»: la deportividad es un elemento fundamental de la belleza del deporte rey a la par que una característica vital de su «espíritu». Los mejores partidos son aquellos en los que el árbitro raramente tiene que intervenir, ya que los futbolistas compiten con respeto mutuo, y respetando las Reglas y a los colegiados. Las Reglas del fútbol son relativamente sencillas en comparación a las de la mayoría de deportes de equipo, pero dado que muchas situaciones son subjetivas y que los árbitros son humanos, siempre habrá decisiones erróneas que den lugar al debate y la discusión.

Hay para quien estos intercambios forman parte del encanto del juego, pero, sean las decisiones correctas o incorrectas, el «espíritu» de este deporte requiere que las decisiones arbitrales se respeten siempre. Los actores que ejercen cierta autoridad en el mundo del fútbol, especialmente los entrenadores y capitanes de los equipos, tienen una importante responsabilidad en lo que concierne al respeto a los árbitros y sus decisiones.

Las Reglas no pueden abarcar todas las situaciones posibles; cuando no existe una disposición específica en las Reglas, el IFAB espera que el árbitro adopte una decisión conforme al «espíritu» del juego y de las Reglas, lo que suele implicar hacerse la pregunta: «¿Qué quiere o qué espera el fútbol?».

¿QUÉ ESPERA EL FÚTBOL?

Las Reglas deben contribuir además a la salud y la seguridad de los futbolistas. En los últimos años, la salud de los jugadores ha sido la razón que ha impulsado numerosos cambios, como la posibilidad de permitir una sustitución adicional en la prórroga y la introducción de las pausas de rehidratación y las pausas de refresco.

Además, como respuesta a la pandemia de COVID-19, se ha introducido una modificación transitoria a la Regla n.º 3 para que las principales competiciones puedan aumentar de tres a cinco el número máximo de sustituciones.

También se están efectuando ensayos con sustituciones adicionales por conmoción cerebral, para que los equipos antepongan la salud de un jugador que haya sufrido o pueda haber sufrido una conmoción cerebral sin verse perjudicados por una inferioridad numérica. Aunque se producen accidentes, las Reglas buscan encontrar el equilibrio entre la salud de los jugadores y la equidad deportiva para conseguir que el fútbol sea lo más seguro posible.

Por este motivo, los árbitros deben usar las Reglas para tratar con firmeza a aquellos jugadores cuyas acciones resulten demasiado agresivas o peligrosas. Las Reglas encarnan la intransigencia con el juego poco seguro en sus conceptos de orden disciplinario, p. ej.: «disputa temeraria» y «poner en peligro la integridad física de un adversario» o «con uso de fuerza excesiva».

Gestión de los cambios

El fútbol debe seguir siendo un deporte atractivo, entretenido y ameno para jugadores, equipos arbitrales y entrenadores, así como para espectadores, aficionados y administradores, independientemente de su edad, género, raza, religión, cultura, grupo étnico, orientación sexual o grado de discapacidad.

Por consiguiente, para que se modifique una Regla, el IFAB y todos los órganos involucrados en el proceso decisorio deben tener la convicción de que el cambio beneficiará al fútbol. Esto significa que, a menudo, el posible cambio se pondrá antes a prueba.

Cada cambio propuesto se debe analizar en función de los siguientes aspectos: justicia y deportividad, integridad, respeto, seguridad, el disfrute de los participantes y espectadores y, cuando corresponda, el uso de la tecnología para beneficiar el juego.

El IFAB seguirá cooperando con la comunidad del fútbol mundial para que los cambios de las Reglas beneficien al fútbol en todos los niveles y en cada rincón del mundo, y con ello se respete, valore y proteja la integridad de este deporte, de las Reglas y de los árbitros.

JUSTICIA Y DEPORTIVIDAD, INTEGRIDAD, RESPETO, SEGURIDAD, DIVERSIÓN Y TECNOLOGÍA

El futuro

A lo largo de 2021 y 2022, el IFAB seguirá trabajando con sus paneles consultivos y proseguirá su intensa labor de consultas, con atención especial a la salud de los jugadores ante la pandemia, y a los resultados de los ensayos con sustituciones adicionales por conmoción cerebral. El IFAB valora en gran medida el diálogo con interesados de todo el mundo y le complace recibir sugerencias o dudas relativas a las Reglas de Juego.

De hecho, muchas de las últimas modificaciones provienen de propuestas que nos han llegado de distintos lugares del planeta. Esperamos mantener este contacto de un modo más sencillo e intenso en un futuro.

Pueden seguir enviando sus sugerencias, ideas y preguntas a [email protected]

El IFAB seguirá cooperando con la familia del fútbol mundial para garantizar que los cambios de las Reglas beneficien al fútbol en todos los niveles y en cada rincón del mundo.